y… 12ª de mis básicos en educación

– “Indiferencia” anticiparse (pensar antes) y vivir hoy pero con planes, ilusiones (castillos en el aire) Alegría.

 

      La “indiferencia” en sentido “Ignaciano” (o en una versión algo libre mía) vendría a ser el resumen perfecto de lo que yo entiendo como una sana relación con el tiempo, siempre y cuándo le añadamos el factor pasado positivo. Lo que la “indiferencia” nos enseña es que no existe ni el futuro ni el presente, ya que los extremos se tocan. Si vivimos como si fuéramos eternos, es decir, con grandes planes, sueños, ilusiones sin freno y etc. pero, a su vez, no perdemos de vista el tema de nuestra fragilidad y que la vida es un soplo, que hoy estamos pero puede que mañana no… todo ellos nos da como resultado que una especie de resta en la que se anulan los extremos y, entonces ni pasado ni futuro existirían de verdad si solamente como un medio para dar valor al pasado.

      Dándole al futuro un sentido en nuestra vida, equilibrando nuestro sentido de eternidad (esperanza, etc.) con el realismo del que vive cada día con la certeza de que pueda ser el último (pero no desde un mal entendido Carpe Diem, en el que nos quemamos en el instante) y ese presente equilibrado con ese futuro posible (no en la creencia de que nada podemos saber del mañana y por eso no existe) Obtendremos así que lo único que nos queda es el pasado, que lo único real, que lo verdaderamente existente (aunque ya no este, es lo único que tenemos de verdad) es el pasado.

      Ya sabéis lo mucho que me gusta (aunque a veces me enfade o me parezca injusto) ver como las ciencias modernas van dando pasos y parece que nos vayan dando alcance. Hay un gran conjunto de certezas que yo ya tenía (no por merito propio, sino por ejemplo de los que me sucedieron y etc.) y que ahora parecen demostrarse científicamente… no tengáis miedo, no es el fin de la historia y a la ciencia le quedan muchas cosas para investigar, pero en lo que se refiere al ser humano, su complejidad, su sentido en la vida, cuerpo-alma y etc. las respuestas ya estaban y se debía a soñadores como D.Bosco que al no tener que estar con los pies en el suelo y a su gran humildad (respetando a todos los que le precedieron y sabiendo quién lo había “hecho todo” y basándose, en lo que nunca se ha pasado de moda pero siempre es “buena nueva”, adaptar los “cómo”) podía llegar a estás conclusiones antes que la ciencia. Lo único que indica que la ciencia (un gran oncólogo de nuestra época decía que la creatividad y la humildad deberían ser tenidos más presentes para generar conocimiento) llegué a estas conclusiones ahora es que… aunque suene orgulloso, estos básicos son los definitivos (aún sin ser las recetas mágicas etc. ver la primera entrega para este tema)

      Y una de tantas cosas que ya sabíamos y ahora la ciencia concluye también (lo hemos podido ir en la TV en “redes” hay toda una corriente de estudios en Psicología Social sobre ello) es que no existe el presente. El procesamiento de nuestro cerebro no es en tiempo real, las cosas siempre han sucedido ya, ya han pasado. La forma en que nos relacionamos con el concepto de tiempo (en realidad es un concepto, como decía en anteriores párrafos, depende de su uso, tiene sentido solamente según su uso, no existe su valor abstracto) generará salud o enfermedad en nosotros (cuándo alguien va a tomar una decisión puede basarse en un intento de predecir que ocurrirá, orientándose al futuro o puede basarse en sus experiencias pasadas similares para elegir… todo ellos determina estilos de personalidad e incluso algunos patrones insanos o inadecuados) La ciencia nos dice lo que ya sabíamos por los EE.EE. de San Ignacio de Loyola: lo más adecuado es valorar el futuro pero no en exceso, tener un buen presente pero sin creer que es lo único que existe y sobre todo tener un pasado positivo (es lo único que tenemos, siempre y cuando no nos anclemos en él ni lo miremos con nostalgia o “cualquier tiempo pasado fue mejor”)

      En educación, como en todo, solamente está el pasado… pero una interpretación muy buena que podemos hacer de ellos es que lo que hacemos es poner pasado positivo en su vida para cuándo desde el futuro tenga eso sólo, pasado.

      Cómo podemos ir poniendo saldo positivo en nuestra libreta de pasado que es lo que nos va a ir quedando, cómo acompañar a otros en ese proceso, cómo…Pues ya hemos ido dando algunas pistas… Tenemos que educar (y además es lo mejor en lo que podemos educar, incluso si no pudiéramos enseñar nada, se entiende la diferencia?) es en la manera de relacionarnos con el tiempo: Tenemos que celebrar la vida, la vida debe ser una fiesta cada día, el mundo es tan maravilloso, alucinante sorprendente, hay tanta gente con tantas cosas que nos hace creer en el ser humano, la vida se abre paso, está en cada esquina etc. es el día a día, las pequeñas cosas, la vida… como si mañana fuéramos a dejar este mundo. Está muy extendido lo que podría llamarse en “espejismo de control” (no tenemos “todo bajo control”) la vida opina mucho (y todo lo demás también) la vida es lo que te pasa mientras te empeñas en hacer otros planes (decía Lennon creo recordar)… Pero hay que dejar un poco de espacio al sacrificio, esfuerzo, paciencia, espera… La felicidad en la antesala (siempre te saboreas más el helado todo el rato de antes de ir a comprarlo, cual me pido hoy etc., no?) no debe ser un absurdo “carpe diem”, deben caber en nuestra vida la ilusión, los planes, las utopías incluso (aunque la única verdadera revolución que queda sea la de cada uno mismos y ser luego testimonio simplemente) somos seres para la eternidad, en esta doble relación con el equilibrio entre el presente y el futuro para ir acumulando pasado positivo (un que nos quiten lo bailaó sereno y no despechado, real, orgulloso pero sobre todo satisfecho, que no autocomplaciente)

           Resumiendo: Bueno, más bien, concluyendo: Todos los básicos se basan de algún modo en este, todos los retos del pasado y del futuro (por supuesto los del presente también) pueden ser completamente asumidos desde una educación de la “Indiferencia”

      La autoridad se basa en esto, estar tiempo con ellos (no luchar todas las batallas, muchos sies, ser un buen disco rayado…) acompañar las ilusiones y proyectos, estar con amor siempre y cuándo algo falla a pesar de todos los esfuerzos, vivir el presente con Alegría, llenar la cartilla de vida y pasado positivo, reforzar todo lo que sea antesala de la felicidad (planes, luchas, ilusiones, objetivos…) ayudar a pensar sobre nuestro proyecto de vida hacía el futuro y sobre lo que cada día nos lleva hacía allí o no y sobre que queda mucho y también muy chulo después de la adolescencia por ejemplo (y que cómo recordaremos entonces nuestro pasado adolescente) coherencia precisamente por lo mismo, para poder creer en un futuro y para consolidar presentes que den pasados positivos etc. INDIFERENCIA (que como habréis podido comprobar no tiene nada que ver, en absoluto, con pasotismo)

 

         Gracias a todos y suerte en la tarea… quedo a vuestra disposición esto no se acaba aquí, este ha de ser un material vivo y otra vez más, gracias por haberme ayudado a crearlo.

Anuncios

Acerca de eMe Psicología Positiva

~Luis Felipe Prieto Vara (Psicólogo Social y Positivo) ~Myriam López Martín (Trabajadora Social) Co-desarrolladora en ~~>”La Educación Como Compromiso” FINALISTA del CONCURSO IDEAS+INNOVADORAS (CEEI Valencia y Florida Universitaria) Base teórica: “La Educación Como Compromiso. Mis Básicos de Educación o los doce elementos de la Competencia Educativa” Autor: Luis Felipe Prieto Vara [1ª Presentación pública: enero 2011] Obra inscrita en el Registro General de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana con el nº de asiento 09/2012/30
Esta entrada fue publicada en Base Teórica, Escuela, Familia, General, Ideas, La Educación Como Compromiso, Libros, Proyecto(s), Sin categoría, Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a y… 12ª de mis básicos en educación

  1. Pingback: Qué tiempo tan desliz. | Dos o Más

  2. Pingback: LIDERAR personas, equipos y a uno mismo (según nuestros “Básicos”: método) | Dos o Más

  3. Pingback: Sesión en Librería Aida Books&More | Dos o Más

  4. Pingback: LIDERAR personas, equipos y a uno mismo (según nuestros Método “12 Básicos”) | eMe Psicología Positiva

  5. Pingback: Truco o Trato. Halloween oportunidad educativa | eMe Psicología Positiva

  6. Pingback: La “Carta a los Reyes Magos” y el Método “12 Básicos” para Educar | eMe Psicología Positiva

  7. Pingback: Esas cosas sencillas (para hacer en Familia) | eMe Psicología Positiva

  8. Pingback: Cómo Educar a los hijos: Propósitos de año nuevo y Método “12 Básicos” para Educar | eMe Psicología Positiva

  9. Pingback: El B12 del Método “12 Básicos” para Educar en “otras palabras” | eMe Psicología Positiva

  10. Pingback: By Elena [Extractado del anterior Post] El B12 de los doce elementos del Método “12 Básicos” para Educar | eMe Psicología Positiva

  11. Pingback: Sesión en Librería Aida Books&More | eMe Psicología Positiva

  12. Pingback: “¿Vacaciones? Escolares” Cómo Educar a los hijos en verano | eMe Psicología Positiva

  13. Pingback: Primer #KCHL: Kids Chefs Lab By casaclau (con Método “12 Básicos” para Educar) | eMe Psicología Positiva

  14. Pingback: y 12ª Entrega: B12. Presentación Método 12 Básicos para Educar (SF_Marzo14) | eMe Psicología Positiva

  15. Pingback: Liderazgo (y AutoLiderazgo) con los #12Básicos para EducarNOS | eMe Psicología Positiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s