Aquel día…

*En respuesta (y como agradecimiento) a

Juan Carlos Gracia Solé

Brevemente: cómo acaba la historia del tobogán o qué ocurrió “Aquel día…”TOBOGAN_INFANTIL_286

Aquel día en que no pude negarme más a la evidencia.

Aquel día en que, mi capacidad de percibir posibles mejoras en las intervenciones educativas que contemplaba desde mi experiencia, vocación y pasión, de más de 15 años dedicado a la educación, a la interacción educativa directa, alcanzaba un grado máximo.

Aquel día en que yo me atribuí esa especie de superpoder, ese “sentido aracnido”

super-power-spider-sense

Aquel día en que se unieron algunos puntos y muchas cosas empezaron a tener sentido.

Aquel día en que la idea, quizá incluso sin ser yo mismo muy consciente de ello, estaba ya en mí y comenzó a formarse el proyecto de “La Educación Como Compromiso”

Aquel día en que tomé la decisión de escribir los elementos “Básicos” para la tarea de educar y que lo haría basándome en la máxima

      “La Perfección no se alcanza cuando ya no queda nada más que poder añadir sino cuando ya no queda más que quitar”

Antoine de Saint-Exupéry

de manera que buscaría simplificar y reducir al mínimo el número de elementos (finalmente serían 12 “Básicos”)

Pues bien, aquel día, no recuerdo que cuestiones exactas fueron las que para mí eran menos importantes mantener el “no” y aquel padre se empeñaba en hacerlo y tampoco recuerdo aquello que sí era relevante pero en lo que, sin embargo, no pudo sostener el “no”.

La clave aquel día estuvo, en que yo observé que muchos “noes” pierden valor, dejan de tener sentido si no están asociados a “síes”. Esto que parece un trabalenguas, encierra una visión, para mi más ajustada a la realidad, muy diferente a la habitual de que “la educación es un péndulo y da bandazos”,  que es la de que “los extremos se tocan”.  En nuestra opinión, ni todo “noes” ni todo “síes”

(2)LosBuenosNoes_Los buenos “noes” vienen de los muchos “síes” (Básico Nº 2) y como todos los “Básicos”, este está relacionado con otros. Por lo tanto,

                                cómo hubiera quedado la intervención educativa de este caso, de aquel día, de aquel padre y de aquella hija, conforme a los “Básicos”:

Lo primero, lo de “para antes de cualquier intervención educativa” (ver solapa en página de inicio)

Y después…

Siempre que se pueda, aprovechar la oportunidad para decir “síes” fáciles y sencillos, ya que esto ayudará a controlar las peticiones excesivas y que puedan ir escalando de nivel hasta las rabietas (llamadas inadecuadas de atención “Básico” Nº 8) En este caso todas aquellas cosas de menor importancia.

De este modo, al  no “luchar todas las batallas” (“Básico” Nº 3), conseguiremos no mostrar incoherencia (“Básico” Nº 4) por incumplir con lo dicho y evitaremos reforzar conductas que no queremos reforzar (“Básico” Nº 9) Ya que cada vez que no seamos capaces de mantener un “no” (de los que de verdad importan) estaremos reforzando las llamadas inadecuadas de atención, estaremos perdiendo autoridad (“Básico” Nº 6) por no ser “confiables”, etc.
De ahí la importancia de poder tener dichos muchos ¨síes” (que educan la libertad positiva y la responsabilidad) para “cargarnos” de razones ante un “no” que si debemos sostener.

Dicho de otro modo y para reforzar la idea de ser coherentes siempre:

“Es mejor ser rey de tu silencio

que esclavo de tus palabras”

                William Shakespeare.

O el caso de aquella otra madre que ante el hijo que salía por “enésima” vez empapado de la fuente del cole le dice:

– Como mañana salgas igual de mojado te cambio de colegio.

A lo que yo le dije:

– Estás segura de que vas a poder cumplir eso.

     _____ Pero esto ya es otra historia (quizá para otro día)

Anuncios

Acerca de eMe Psicología Positiva

~Luis Felipe Prieto Vara (Psicólogo Social y Positivo) ~Myriam López Martín (Trabajadora Social) Co-desarrolladora en ~~>”La Educación Como Compromiso” FINALISTA del CONCURSO IDEAS+INNOVADORAS (CEEI Valencia y Florida Universitaria) Base teórica: “La Educación Como Compromiso. Mis Básicos de Educación o los doce elementos de la Competencia Educativa” Autor: Luis Felipe Prieto Vara [1ª Presentación pública: enero 2011] Obra inscrita en el Registro General de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana con el nº de asiento 09/2012/30
Esta entrada fue publicada en Ejemplos Prácticos, Familia, La Educación Como Compromiso y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Aquel día…

  1. Pingback: La Educación Como Compromiso y Método “12 Básicos” para Educar | eMe Psicología Positiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s