¡Te va a gustar vivir sin los “Tengo que…”! ¿No crees?

Esperamos que vuestra respuesta a la pregunta sea afirmativa y rotunda, tipo:

“Sí, me propongo vivir sin los “tengo que…” y me va a gustar” 

Ya sabéis que con los mismos doce elementos de nuestro modelo, también se puede mejorar en AutoLiderazgo. Método”12 Básicos” para EducarNos.

 

Pues bien, después de los cuatro primeros meses del año (un tercio ya del 2016, cómo pasa el tiempo!) y cuando aquellos propósitos de año nuevo seguramente ya hace muuucho que quedaron atrás; quizá alguno llegó a los 21 días.operacion-bikini-no-6

Ahora, empiezan los “tengo que…” basados en la cercanía del verano. La “operación bikini”, tal vez.

Os proponemos un cambio pequeño (aunque no diremos que fácil, necesitará de vuestra constancia y persistencia diaria) que supondrá una gran mejora en vuestras vidas. 

                Un reto a vuestro AutoLiderazgo que consistirá en abandonar, para siempre, el hábito de “imponernos” cosas. Dejar de repetirnos, para todo, aquello de “tengo que…”

Cuando empezamos nuestras frases con “tengo que…” nos estamos imponiendo una obligación que, a pesar de la creencia contraria, no nos va a suponer un aliciente motivador.

– Tengo que terminar esto antes de las 15h.

– Tengo que dejar de comer tanto chocolate.

– Tengo que llamar a las de Pilates.

– Tengo que apuntarme a clases de Alemán.

LeerQuijote

       Lejos de lograr un aporte de energía, un impulso extra… estas frases martillean en nuestra cabeza recordándonos que tenemos cosas que “están pendientes”, que un día más no las hemos llevado a cabo, ni abordado con resolución. Nos aportan una constante sensación de fracaso, de incumplimiento.

Incluso aunque, finalmente, realizásemos la tarea, los “tengo que” previos, nos impedirán disfrutar plenamente del logro, ya que, en cierto modo, tendremos la íntima sensación de simplemente “haber cumplido” y no nos reconoceremos el esfuerzo implementado. Simplemente era algo que “teníamos que hacer”.

De manera que, os proponemos algo sencillo aunque, como ya os decíamos, requerirá de un consciente ejercicio de constancia diaria:

 No volváis nunca más a poner un
 "tengo que..." 
delante de ninguna frase.

     DecirQuieroY no vayáis a empezar mal y a deciros desde ahora: “Tengo que no poner un “tengo que” delante de cada frase”, nooooo 😀

        El truco está en utilizar otro tipo de expresiones que tengan más que ver con lo interno (ya sabéis que para nosotros Educar, y por lo tanto, también el EducarNos, es “de dentro afuera”) que pongan el acento en nosotros mismos y no en algo que parezca impuesto desde fuera. Palabras que sí sirvan de motor a nuestros propósitos y proyectos y que, además, cuando vayamos cumpliendo las oportunas fases podamos sentir, y disfrutar, de los resultados, como logros propios.

– Me he propuesto…

– Estoy determinado en…

– Me reto a…

– Quiero…

– Me gustaría…

– Voy a esforzarme en…

– Valdrá la pena que…

Por último, la opción, quizá algunos la podrían tildar de “radical”, que mejor resultado os dará, con la que lograréis que el hábito se consolide antes y así, notar el gran cambio a mejor que darán vuestra vidas por el simple hecho de haber abandonado los “tengo que…”, es:

no hacer ninguna cosa en la que no podáis utilizar cualquiera de estas expresiones en lugar de un “tengo que…”

Ejemplo: Si no te nace decir “me gustaría” leer más sobre geolocalización, y solamente te cabe el “tengo que…” déjalo, mejor no lo hagas y punto.

Liberación-450x299

                           Nuestra energía vital nos lo va a agradecer, estaremos siempre “recargados” y, al final, haremos muchas más cosas que antes, e incluso, algunas que nunca imaginamos que haríamos.

GRACIAS!

Luis Felipe Prieto Vara (Psicólogo Social)

 

 

Anuncios

Acerca de eMe Psicología Positiva

~Luis Felipe Prieto Vara (Psicólogo Social y Positivo) ~Myriam López Martín (Trabajadora Social) Co-desarrolladora en ~~>”La Educación Como Compromiso” FINALISTA del CONCURSO IDEAS+INNOVADORAS (CEEI Valencia y Florida Universitaria) Base teórica: “La Educación Como Compromiso. Mis Básicos de Educación o los doce elementos de la Competencia Educativa” Autor: Luis Felipe Prieto Vara [1ª Presentación pública: enero 2011] Obra inscrita en el Registro General de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana con el nº de asiento 09/2012/30
Esta entrada fue publicada en Base Teórica, Ejemplos Prácticos, Emprendedurismo, General, Ideas, Liderazgo, Salud y bienestar y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s